Poesía

La gran incógnita,
mi dolor de existencia,
respuesta inconclusa,
directriz y vela.

Dueña de mis noches,
reclusa en mi cabeza,
de blancura perpetua,
sensual y certera.

Incomprensibles matices
de miel y colmena,
hermosos recuerdos,
helada condena.

Curvas perfectas,
la noche incierta,
pasiones a medias,
despiadada y tierna.

Canción inolvidable
de melodía incompleta,
mañanas desiertas,
musa y arena.

Radiante sirena,
vanidad y firmeza,
amada insaciable
de espuma y alteza.

Bella creadora
de mente incansable,
infinita tu risa:
barrera invadeable.

Tú, en mi imaginación,
perfecta.

Y yo, siempre,
esperándote.

Anuncios
Estándar

23 thoughts on “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s