Poesía

Miras mis ojos

Miras mis ojos,
me dirijo a tu alma.
Sonríes.        Magia.

Me voy, más nunca me dejas.

Aun,
distancia furiosa,
siempre regresa.

Y en cuanto te alejas,
la soledad golpea.

Más no nos derrota
el tiempo que azota,
pues con nuevas miradas
me dirijo a tu alma.

Recomienza.

Conecta.
Risa infinita.

Nunca tan lejos,
siempre,
de alguna manera,
cerca.

Estándar