Poesía

Doloroso placer el quererte y que no me quieras

Doloroso placer el quererte y que no me quieras,
el mirarte y no sentirte cerca.

Placentero dolor el de buscarte por las noches
sabiendo que jamás he de encontrarte.

Desconcertante pasión escribirte versos que nunca has de leer,
cartas que no has de recibir.

Apasionante desconcierto saber que te has dado por vencida
y en nuestro amor has dejado de creer.

Adictiva aflicción me causa tu recuerdo
el cual nunca dejaré de buscar.

Aflictiva adicción la de tus besos que jamás podré olvidar
y siempre he de añorar.

Obscura obsesión tengo por tu cuerpo
que no me deja de acechar.

Obsesionante obscuridad en la que me encuentro
de la cual no creo poder escapar.

Sincera inclinación tengo hacia tu seno,
refugio de todos mis sueños.

Inclinante sinceridad rige tus movimientos,
tu risa y tu amar.

Alegre casualidad en nuestras vidas fue el tenernos
y disfrutarnos a cada momento.

Casual alegría no encuentro si tenerte yo ya no puedo
y amarme ya no eres capaz.

Hiriente indiferencia sale de tu cuerpo
y lastima el pensamiento.

Indiferente herida has dejado en mi pecho
que siempre ha de sangrar.

Estándar