Poesía

Quizá

Si tan solo sintieras lo que es perderte,
o siquiera supieras lo que fue esperarte,
tal vez, no lo sé, jamás te hubieses ido.

Para no llorarte
como yo lo he hecho;
para no atormentarte
como yo lo he sido.

Es posible, estando en mi lugar,
tal vez, no lo sé,
dejándote de amar,
no me hubieses escupido.

Quizá, probando de mi sangre,
o girando en el olvido,
perdida en el desprecio,
quien sabe, pero quizá así,
no hubiésemos sucumbido.

Acaso, hecha un ovillo,
escribiendo versos sin sentido,
acaso así, no lo sé,
entendieras lo que te he sufrido.

A lo mejor, sin consuelo ni abrigo,
saboreando el rechazo que he recibido,
abandonándote, como lo hiciste conmigo,
comprendas lo duro que ha sido.

No lo sé, quizá,
si te hubieses quedado,
yo me hubiese ido.

Anuncios
Estándar
Poesía

Sangro las promesas rotas

Sangro las promesas rotas,
fluyen besos y momentos
que ya no regresarán.

Manan furiosas las gotas
y sólo así no reviento
de ya no tenerte más.

Lloro todos los recuerdos,
lágrimas de mar y sufrimiento:
ardientes, queman al pasar.

Ríos que brotan desde adentro
limpiando en su camino
el espejismo de tu amar.

Sudo tu reflejo en mi memoria,
expulso a mis demonios:
—ya no quiero recordar.

Un manantial que se desborda
llevando consigo domingos, candados,
y un regalo que jamás te pude dar.

 

Todo esto —lo intento—,
desterrarte de mí,
para ya no verte más.

Estándar